✓ Madera de mango: La madera de mango se clasifica como madera dura debido a su resistencia, densidad, apariencia atractiva y, por supuesto, durabilidad que le permite no desgastarse rápidamente y mantener su textura de alto brillo durante muchos años. Estas capacidades lo han hecho apto para la producción de nuestros muebles. La fascinante textura del mango le da a esta madera un atractivo especial, con colores que van desde los tonos oscuros hasta el marrón claro, a veces con un toque de rosa.

✓ Madera de acacia: Acacia ha demostrado ser un madera duradera. Su densidad y dureza lo convierte en el material perfecto para nuestras piezas. Cuando se mantienen adecuadamente, estas piezas durarán décadas.